Mi Canción

martes, junio 17, 2008

Pico Duarte y Ya !!!


YA!!! no puedo seguir en eto.. demasiadas vaynas por contar... lo ke viene es un resumen de lo ke falta... y acon to y resumen... es largúisimo... pero les garantizo ke al final vale la pena... pero tengo ke salir del pico, se me olvidan los posts pendientes por tar en esto..

Ke se puede decir del derricadero si no más ke es un maldito derricadero de su mardita may unas 73 vece… la vayna es ke pudimos haber salido antes, pues el caso es ke nos detuvimos atento a ke el camino era desconocido y no se podía lanzar uno a la aventura, pero resulta ke realmente y como todos los caminos en el pico duarte.. estaba bien definitivo y no había perdedera…

Arrancamos por el desvío y desde los primeros pasos es piedra y jarda por to lo lao… como era de esperarse, las bajadas se cogían a velocidad crucero y las subías como ke le decojonaban las rodillas a todo el mundo… kienes ya no podían más, se encaramaron en sus mulos y como siempre, se nos fueron adelantando poco a poco.

El grupito ke kedamos atrás, comprendido por Mi Xhikx, Vanessa, Rossy la Tátara y nuestro supe Guía Don Pedro…

A sigún me contaron, mi señora e-posa se volvión un mar de llanto, derrengándose por esas montañas a lomo de mulo, hasta el punto de echarse en brazos de otro a desahogar su pena [dando gritos como una degaritá con el guía] y llegó en total depresión al valle.

Nosotros íbamos realmente a paso lento, puesto ke todo era un subibaja en el ke las subidas le kitaban todo el ánimo a mis acompañantes ke ya sentían con toda su fuerza las consecuencias de un camino degraciao y un estómago vacío…

Así fue pasando la tarde, de etrallón en etrallón, de ánimo a desánimo… hasta ke llegamos a la última montaña, desde donde se alcanzaba a ver el Valle del Tetero… ahí como ke nos animamos todos y supusimos ke el camino restante, sería tal y como era, sólo cuesta abajo… pero como ke no calculamos ké tan cuesta abajo era ni ké tan larga.

Suponiendo yo ke ya no tendrían problema en descender, tomando como referencia ke bajando no había kejas, pedí permiso para caminar a mi paso y adelantarme, puesto ke tenían compañía y por las conversaciones por radio con mi señora, sabía ke ya habían lleagado, ke todo el mundo se preocupó por sí mismo y mi casa de campaña estaba empaketada y sin un sitio dónde armarse.

Tras unos minutos a todo galope, alcanzando y rebasando a kienes me precedían, me doy cuenta ke donde estoy ya no veo el sol y ke aún faltaba mucho para llegar; le comuniké a mi mujel, ke me detendría a esperar al resto por tener yo comunicación y andar con una linterna en la mochila… así ke me detuve a esperar mi grupo, me alcanzaron y seguimos el paso.

Poco a poco fue anocheciendo, presté mi linterna y seguí a Luz de luna, adivinando los pasos, pero disfrutando la caminata al tiempo ke medio maldecía el grupo ke nos dejó sin comida y se había establecido horas antes en el destino.

Ya en terreno plano y a petición de mi esposa, disminuí nuevamente mi paso y esperé a los ke venían; un guía saldría a encontrarnos con otra linterna… ya la cosa iba mejorando, aunke el degraciao nos dio un jodío susto escondiéndose en unos matorrales y haciendo ruidos comunes pero medio jodones metío en el monte…

Después de tre dichos dichos por mi Xhikx al guía en cuestión por arrearle el mulo, nos indicaron dónde estaba el campamento y llegamos jadeantes y hambrientos… en la misma entrada, uno de los que se habían adelantado, me salta con: “Estas son horas de llegar?” empuñé mi bastón caminativo y solo por preservar mis últimas energías para darme un aseo y poder llevar la cuchara del plato a la boca, no le debaraté la casa de campaña a palos.

Llegué a mi casita y consolé por momentos el llanto de mi señora, luego salí como degaritao a comer… no me acuerdo ké era, pero todo lo ke llevaba arroz en ese viaje, sabía raro. Me di un aseo en el río ke estaba a par de metros de nosotros, me puse ropa limpia y me senté en mi silla, mamajuana en mano a descansar un poco.

Entre pleito y pleito, conseguimos ke nos llenaran el colchón de aire y además nos prestaran otro… Mi xhikx y mi eñora, cayeron como plátanos y yo me kedé metiendo alcohol afuera… para preservar mi reserva, empecé a beber lo ke se había denominado “Bensoca” brebaje ke consistía en un botellón [sí, de esos de agua, grandotes] como lleno hasta su ¾ partes con puro vodka y saborizado con par de super sobres de Tang… así, pelao y sin agua… en habladera y habladera, me bebí 2 vasos… no me recuerdo si terminé el 3ro cuando me paré y dije:”Amor!!! Allá voy!!!” de ahí a total Blackout, entre visiones escuché cuando dijeron “Ahí no, ke te va a dar hipotermia” me cuentan ke en brazos me tiraron en la casa de campaña y se rumora de caricias y besos con una mula; pero prefiero creer ke fue por joder ke me lo dijeron.

Esa noche la temperatura bajó como a -4 y yo en medio de mi estado, amanecí pegado a la lona de la casa de campaña, como sabrán o deben saber, eso no es correcto, puesto ke la humedad se condensa y se vuelve agua.. así ke amanecí mojaíto de pies a cabeza, con to y abrigo y media mamajuana volteada en el bolsillo… así ke no me dio hipotermia por el candelazo ke me recorría la venas… pero sí recuerdo ke no fue nada agradable despertar de madrugada en ese estado.

Al amanecer fue encuerarme a tender mi ropa, meterme bajo la casita a kitar todas las piedras y maticas ke durante la noche se nos enterraron en las costillas.. escuchar las 13 versiones de mis acciones pre-sueño y averiguar con ké mula fue ke me metí en amores, amarrar una lona donde nos sentaríamos a beber y joder, después de armada, remendarla porke el helicóptero de Amable la rajó por mitad en su despegue, servirle de muleta a mi pana Vanessa ke ya sí tenía los pies hechos mierda, cargar con par de asistentes ke bien se pasaron de tragos por tar bebiendo Brugal del ke Don Pedro consiguió con Amable y cantar a todo pulmón la canción “Sobreviviré” de Mónica Naranjo [Video al final de la secuela]… Comimos Hamburger y salchicha… ke iban a la parrilla, pero se hicieron a la plancha en el fondo de una olla flotando en aceite.

En la tarde todo fue más calmado, pos todos nos bañamos y volteamos el campamento con las patas parriba, buscando una cámara ke le costó tremendo jumo a su dueña, dado el valor de las fotos… en la noche nos dedicamos a burlarnos de Don Pedro y todas sus caracterizaciones, no se bebió mucho, dado ke a la madrugada sería el retorno. Por primera vez en todo el viaje, di mi tremenda cagá… vaya, cuanto tiempo ke no sentía la brisa fresca del boske… el olor de todos los mojones circundantes y la sensación de tener ke levantar un poco el fundillo cuando mi obra de arte excedía en tamaño, el espacio entre el suelo y el aterico.

Luego a dormir y sentir el calor má asfixiante de todas las noches después de el más fuerte aguacero de todo el viaje y cuidao si del mes entero… como ke deperté así, medio clautrofóbico y terminé casi encuerándome pa poder amanecer.

De madrugada viene el llamado a la recogedera, tumbadera de casas y recogedera de enseres… se escucha el grito de alegría de una cámara encontrada y por otro lado la angustia de un o una borracha ke aún taba en estado de alegría extrema.

Los ke se iban a pies empezamos a caminar, no sé de dónde le salió a mi señora ke ella caminaría con todo y su rodilla adolorida… salió unos 10 minutos antes ke yo y la alcancé antes de salir del valle. Ya de ahí palante fuimos inseparables… caminando cautelosos, pues todo el camino era puro lodo y donde kiera se podía kedar un zapato en el fondo.

Así fuimos subiendo poco a poco, caminando un poco y descansando otro… se nos fueron pasando todos y cada uno de nuestros compañeros y yo insistiéndole ke se montara en un mulo, obteniendo siempre un no por respuesta.

Yo seguía calmado, hasta ke nos alcanzó Luis Rondón, kien había salido una hora después ke nosotros, acompañando a otra averiada ke tampoco iba a toda capacidad [y nos alcanzó]. Así nos alcanzaron todos los mulos del tetero, los mulos de carga de nuestro campamento y poco a poco, nos fuimos kedando solos.

Karen se me taba rindiendo, pero como podía le daba ánimo igual cuando se daba cuenta ke mi pierna izkierda también estaba en total desgaste… esa pobre canilla cogía un tembleke cada vez ke la apoyaba.. pero al menos yo, no me detendría por eso y Karen como ke cogía fuerza con eso.

Gratzias a Dios y a Luis ke nos mandó par de mulos al encuentro… pero como yo estaba decidido a seguir a pies… monté a mi señora, le dije a los guías ke la acompañaran y volví a mi ritmo de viaje habituado. Llegué al Cruce y ahí esperé a mi señora.

Ya en lo adelante todo fue lodo, de todos colores, olores y sabores.. alentando a las ke iban llorando en los mulos, riéndome cada vez ke Luis caía etrallao y namá boceaba: “Toy akí mami!! Toy akí!!”… ya yo taba acostumbrado al lodo, caminaba por el medio de todos los charcos, echaba competencia con mulos, me encontraba cada tramo, más corto ke en la subida, me metía por el mismo medio del río cuando había puentes.

Cerca de las 6 de la tarde, cruzamos el último río ke nos pondría ya en la carretera y nos llevaría al punto de partida, una llave de agua me kitó todo el lodo [aunke terminé botando las medias] una cerveza presidente y un plato de carne, me pusieron de nuevo en el mapa y ya sólo faltaba la vuelta a La Vega y conducir hasta Sajoma, para concluir mi primera y para nada última visita al Pico Duarte.

Si usted kiere ir, tome en cuenta estas aclaraciones:

  • No lleve mucha ropa, no es necesario.
  • No cargue más ke lo ke va a picar y beber.
  • Lleve blokeador solar y gorra.
  • Cuando un guía le diga ke falta poco, falta más ke lo ke ha caminado.
  • Las distancias ke se muestran en los letreros, tan medidas en línea recta, no como va el camino.
  • Si nunca ha caminado distancias largas, ma le vale ke aprenda a montar mulo.
  • Los Mulos no se dejan caer, uté se cae si no se agarra.
  • No se vaya con sus tenisitos Puma, ni ropita cara… no va pa un desfile de moda y necesita agarre.
  • El Gatorade resulta más kel Ciclón
  • Y todo lo ke haya deducido de mi hitoria

El año ke viene y si Dios lo permite y puedo… Vuelvo.. y me voy por Mata Grande y vuelvo a pies…

Y akí el video... luego pondré fotos...



...Cø¥ôTë...

6 comentarios:

Will dijo...

mierrrrrrrrdaaaa..y tu tienes los cojones de volver?...

yo, Paúl... dijo...

bueno, yo pensaba que nadie cantaba pero que yo, pero me equivoqué...

Anónimo dijo...

coyote, a la verdad qeu ene se viaje se gozo, aun conto y mi pies hecho una mierda

alfonso dijo...

levantar un poco el fundillo cuando mi obra de arte excedía en tamaño, el espacio entre el suelo y el aterico..

te pasaste

Hetayra dijo...

jajajajajajajajajaja

ROTFLMFDAF!!!!

Ramón dijo...

Ja Ja Ja Coyote. Ese testimonio de tu viaje me recordó el último mío al Pico. Aunque era la tercera vez que subía quedé "detruido" desde el primer día.

Las rodillas no me servían y para bajar no podía doblarlas, caminaba como si tuviera un yeso. Los corista de mi grupo de pusieron "Forrest" como Forrest Gump cuando no podía correr!!!

Pero como quiera este año vuelvo para allá!!!!