Mi Canción

martes, marzo 02, 2010

El último día de mis Vacaciones 3 de 3


Pero, tenía que salir de ahí, así que fui y me enfrenté a la primera pared de piedras y tal como me lo esperaba, de allá pacá no era para nada parecido; así que después de par de intentos fallidos, tiré el termo parriba, pegué un brinco y quedé agarrao como cacata de la piedra; por suerte quedé bien aguantado y pude seguir subiendo… eso me llenó de alegría, porque me sentí como todo un escalador.

Ya de ahí era más suave hasta que volví a la primera cascada por donde bajé de un salto que no podía dar en reversa… per o me puse a analizar los bordes del río y encaramándome entre raíces y troncos, subí por todo el lado, con lo dientaso cuando me vi arriba.

Lo que no iba a hacer, era escalar la otra pared de piedra, porque estaba negao a regresar por la montaña… Cuando venía por ella, vi un camino en una montaña vecina y tenía en mente encontrar ese trillo y salir por otro lado menos empinado.

Caminando río arriba, encontré el camino y me dispuse a seguirlo, pero cuando voy como por mitad, me quedo pensando, que ese camino me llevaba  totalmente en dirección opuesta al pueblo y la montaña era más empinada de lo que imaginé, así que con dolor en el alma, me devuelvo pa coger otra vez mi montaña conocida.

Esta vez por una ruta un poco más espesa y entre maticas de guayaba y demás arbustos araña canilla, salí de nuevo al Montañón enviagrao…  subí la primera parte y en la cima me senté un rato, 12 copazos de mi E-cig, tre trago de mamajuana y pabajo [creo que ahí fue que perdí mi cigarrillo electrónico].

Supuse que si me iba por el borde, no sería tan duro el descenso , pero llega un punto en el que la barranca es a ambos lados de un estrechito por el que tuve que encaramarme de nuevo; en ese proceso me hice un rapillón en un brazo, pero nada serio.

324 zig zags montaña abajo hasta que vuelvo al río… Esa vaina fue como ver la gloria. Si mal no recuerdo creo que hasta agua bebí [conciente de su dudosa potabilidad]… metí los pies al río, me eché agua por la cabeza, metí la gorra en el agua, me la puse y a caminar otra vez.

Como que el tanto joder, y adivinar trillos y saltar alambres y escalar piedras, como que me desorientó un poco [La mamajuana no tuvo na que ver] y de allá para acá equivoqué casi todos los cruces… por donde debía pasar a la izquierda, yo iba a la derecha y visceversa, por lo que tuve que dar par de saltos mortales de una piedra a otra cuando se me acababa el camino.

Cuando ya salí del río, me tocaba la parte de camino arriba para el pueblo… en ese momento se me presenta un pequeño inconveniente, se me encalambraron ambos muslos y para caminar el esfuerzo era dolorosamente fuerte. Pero un par de paradas estratégicas me permitieron relajar un poco las canillas y seguir.

Por esa M… jodía subida, me encontré con dos jovencitas que iban con dos bebés cargados, aparentemente para el pueblo, con el sol de las 3 de la tarde, acribillándoles el cocote. Yo no sé por qué la gente se va a vivir tan lejos sin medio de transporte, porque mire amigo, las dos bebés taban  bien en salud y a eso súmele un bulto de bebé por cada una. Yo hubiera ayudado, pero el bienestar de las niñas corriera peligro con mis tambaleantes piernas.

La vaina es que con mucho trabajo, logré subir, di media vuelta, vi el salto y le dije: “TE GANE!!”, salí a la luz del pueblo to sucio, cojeando y desesperado por encontrar una botella de agua fría… compré una y enfilé para mi casa… Llegué, me encueré, me di un baño y me tiré en una cama hasta que abrí los ojos y vi que era de noche.


Yo creo que tenía tiempo que no dormía tan bien, me ayudó mucho para venir a trabajar al día siguiente, pero desgraciadamente, mis muslos y pantorrillas estaban bastante resentidos y caminar y subir escaleras todo el día, no fue muy agradable que digamos.

Ahora bien, la experiencia fue tan buena, que no pienso esperar que pase todo el tiempo que transcurrió entre mi penúltima visita y esta… Es más, tengo planes de subir a buscar mi cigarrillo otra vez, no pierdo la esperanza de encontrarlo funcional; aunque ya tengo un mes sin fumar uno de los comunes, no puedo desperdiciar 3 paquetes y medio de los repuestos del otro.

Así que un día de estos vuelvo a coger candela; yo pa esa vaina soy medio masoquista.

Aquí están los dos videos que hice por si me encontraban muerto, pero que no necesité, provecho!! 



Esta es detrás de la cascada




Esta es arriba del salto, al lado de la matica que se ve en la foto del salto

...Cø¥ôTë...

2 comentarios:

Carolina Hernández =] dijo...

Mardeto sicopata... que vaina que da miedo hasta en video, me imagino la adrenalina, y estoy mur orgullosa de haberte llamado justo cuando estabas en la cima... Mi instinto no falla ^^

Gracias por compartirlo, no creo que exista otro loco como tu, nunca en ninguna parte del universo!!! Te quiero.

yo, Paúl... dijo...

jajajajaja!!!!! esos videos me mataron de la risa...