Mi Canción

domingo, abril 20, 2014

El corazón de la auyama sólo lo conoce el cuchillo

http://angelaguichardo.blogspot.com/2012/11/mi-finde.html


El otro día en Facebook, alguien dijo esa frase, no sé si por despecho o por qué, pero en el momento no le puse mucha atención, hasta que me tocó a mí, precisamente anoche, entenderlo.

Yo estaba en un bar, pasando un rato hasta que se me sentó una extraña al lado, por su forma de hablar y actuar, entendí que tenía alguna condición especial, digamos que no tenía el cableado bien puesto. Los demás se dieron cuenta y comenzaron a tomarle el pelo y a cuestionarla para obtener sus respuestas irracionales; no puedo negar que hasta yo me estaba dejando llevar, pero me dio una lección de vida.

Entre sus incongruencias siempre había una verdad y llegó un punto en el que realmente estaba disfrutando su compañía, eso pasó por un buen rato, pero me tenía que ir y hasta ahí llegó la interacción; pero ya sólo en mi casa, me quedé pensando par de cosas.

Yo estaba medio resignado a que a esta altura de la vida, con las complicaciones que tengo y las que vienen, me queda un buen trecho por recorrer, por rehacer cosas para las que daba por sentado que no alcanzaría hasta el 2023 que es cuando se supone que limpio mis deudas, jajajaja.

Una de ellas es ofrecer una buena vida a quien sea mi pareja; pues lamentablemente el aspecto económico tiene una fuerza inescrutable y tomando en cuenta que para este año mis hijos vuelven a marcharse a vivir con su madre, es un fuetazo que no cualquier bolsillo soporta; voy a tener que manejarme con un presupuesto más que limitado.

Así que me quejaba diciendo: “qué puedo yo ofrecerle a una mujer, para que entienda que a mi lado va a tener una buena vida?” pues ya no más, yo soy capaz de hacer feliz a cualquiera y lo económico es un asunto con el que cualquiera aprende a vivir. Aunque aparente algo simple, fue una reflexión medio profunda; porque tuve que recapacitar en muchos puntos que había obviado.

Generalmente los hombres que llaman la atención, inicialmente es porque tendrán ciertos rasgos físicos que atraen a una que otra; para las mujeres es un poco más sencillo o al menos requiere menos esfuerzo, pero realmente es un arma de doble filo, vamos al grano:

Hay muchas mujeres bonitas, también mujeres que se ven buenas y déjame hacer un paréntesis… mujeres! Prefieran ser bonitas y no verse buenas! Una mujer bonita se ve bonita y a la vez inspira respeto, a uno como que le da vaina insinuársele, una mujer que ‘ta buena, es la que uno ve con deseo, que consigue muchos likes en Facebook y muchos piropos, así que cuide esa imagen; por igual hay hombres atractivos por su estatus o por su buenamozura, por así decirlo.  Ahora bien, de qué fue que me di cuenta? Yo no soy un papis, ni nadie se voltea a verme cuando paso, pero puedo llenarme la boca diciendo que hasta ahora no he necesitado ningún tipo de belleza física para llevar una vida dentro de los límites de lo correcto; antes entendía que había hecho de la labia mi arma secreta, que era capaz de decir las cosas que una mujer quería escuchar para enamorarla y muchas cosas más con igual sentido que un vaso de algodón relleno de frutas disecadas prestas para abono orgánico en una finca de piedras de colección... pero ahora me doy cuenta que de lo que hablo es de mi vida, de mi forma de ser, de cómo veo las cosas, de mis gustos, en fin, de todo lo que soy y eso… aparentemente es bueno.

Entonces, realmente he entendido que la vida es mucho más simple de lo que uno piensa, no es verdad que a mis 37, me ta cayendo el aguacero… yo gusto! Vea usted que cosa! Pero no es porque aparento menos edad ni porque me vea bien, ni porque tenga dinero, es porque tengo mucho que ofrecer, cosas realmente importantes y que una persona con intenciones de una vida estable y llena de todo eso que de verdad cuenta, pueda andar buscando.

Y no lo digo por vanidad, lo digo como un plus de mi autoestima y a la vez invito a cualquiera a que haga esa reflexión… De verdad llevas una vida donde cualquiera que se te acerque, está viendo en ti todo lo que significas y eres capaz de ser? O simplemente exhibes un exterior que atrae como atrae a la doñita una auyama en el mostrador y que no sabe la verdad hasta que le entierra el cuchillo?

Yo prefiero estar en el fondo del stock, donde ponen lo que aparenta menos a pesar de que sabe a más.

...Cø¥ôTë...

3 comentarios:

WhiteStraitjacket dijo...

Mi hermano, tremenda reflexion y tremendo nivel de entendimiento que usted ha llegado...

Un abrazo, coyote...

Cuidese por ahi, y no abandone el blog por tanto tiempo... :D

Yosi dijo...

Muy buena reflexion!

Johanna Espinal Garcia dijo...

Extraordinario ver como una personal reflexiona y cambia sus forma de tal manera! me agrado leer tu blog.. super cool. Mucha suerte creo te llamas Coyote, no? jajaja ^_^ oh! eso del el Corazon de la auyama[...] es que solo nosotros mismo conocemos lo hay en nuestro corazon..los demas solo pueden asumir o creer saber que nos conocen afondo. Es que la uyama no tiene ninguna pepa o semilla que uno indetica y de tenerla solo el cullicho sabe! chau! ^_^