Mi Canción

lunes, enero 16, 2006

Cumpleaños de Jota

Los pasados 14 y 15 de Enero, se efectuó el Magno Evento de la celebración del célebre bebedor, Jota.

En su espaciosa mansión ubicada en la fresca flora del poblado de Maimón, Bonao; se dieron cita todos los que le aprecian y tienen los cojones de tirarse tamaño pedazo de carretera.

Un servidor, viviendo a cuchucientos kilómetros del punto de encuentro, se dispuso a marcharse a las 5:30 de la tarde, acompañado de mi Esposa y mi inseparable y adorada compañera de tragos mi Chikita.

Cuando llegamos a Santiago, se desató un inesperado ciclón que nos obligó a quedarnos encerrados en el carro, Mi Chikita y yo, mientras mi esposa estaba buscando su ropa y dándose un baño en casa de Mqt.

Terminado el vientazo, el aguacero, los Granizos y salvando par de matas derribadas en la avenida penetración de la Villa Olímpica; pasamos por Pricesmart para comprar algo de cenar. Compramos un pollo rostizado, un Dewars y leche carnation para el Amaretto.

En la concha nos paramos a comprar los 7ups y una leche para la acidez de mi señora, echamos gasolina y nos dispusimos a recorrer el tramo restante a la máxima velocidad que permitiera mi súper carro. (80 Kmph).

Arribamos al pueblo de Maimón a eso de las 10:30 de la noche y nos encontramos con un tro de gente, que ya a esa hora se habían bajado un pailón de Spaghetti y tenían a la pobre Greicy cocinando otro.

En medio de las botellas, los cigarrillos, las 2 mesas de dóminos y jugando ajedrez, se encontraba el ojomeneado de la noche, Jota, quien echaba una interesante mano con Pototo (si no lo conoce, es que le cambiaron el nombre… es Apotemao) quien me saludó y me hizo llegar un saludo de una de las lectoras de este Blog… pena que no me dijera su nombre pa ponerla a figurear.

Como era de imaginarse, el grado de alcohol ya era bastante alto a esa hora, así que inmediatamente nos dispusimos a alcanzar a los demás invitados y Jota me sirvió un Juancito Caminante del que pocos bebimos esa noche, no sé como rayos no lo descubrieron; pero yo fui uno de los agraciados.

Ante la sugerencia de Jota de que no fumara tanto, me dispuse a entregarle lo que restaba de mi media libra de cáncer mentolado al igual que los fósforos; así que no fumé como quisiera, pero por suerte me llevé unos cigarros de Vainilla que me había regalado mi esposa en Navidad y me fumé uno, Jota me quitó otro y Pototo me pidió un tercero… A Greicy le regalé el último que me quedaba, pero Jota también lo cogió para él.

Pototo duró 2 horas con su cigarro, tanto que en una se le apagó y el bárbaro duró como quince minutos con la colilla parriba y pabajo, luego la encendió de nuevo y hasta que no se le quemaron los labios no dejó el jodío tabaco.
En una Mesa, El Master con su frente, estaban dando cátedra de Domino, en la otra era Don Armando quien imponía el orden… Hablando de Don Armando; es un nuevo personaje que se integra a la lista de Marditos Locos de mi Admiración; mierda qué nivel de totadura en ese cocote.

Igual se suma Mariano, un carajo que se pasó los dos días en Boxers exhibiendo un hermoso tatuaje de una mordida que tiene en el pecho y hablando tantos disparates que nunca supe si en algún momento taba sobrio o siempre fueron los efectos del alcohol. Por casualidad de la vida, era conocido de mi esposa y si mal no recuerdo se conocieron en la cárcel… no sean mal pensados fue por manejo imprudente.

Yo podía beber a partir del momento en que llenara el colchón de aire que llevamos para pasar la noche, así que temprano ya estaba en eso, pero la bomba que llevé no me resultaba, así que Greicy me prestó la de ella que me llenó el colchón en un 2 x 3, a mi Chikita le gustó el jueguito de patear la bomba, así que después de terminar de llenar mi colchón se dispuso a llenar el de Jota también, que era más grande y espacioso.

Arrancamos a beber y hablar ñeca, en un momento en el que voy a la sala, me encuentro a Tony Almond, Jota y Pototo hablando de economía…y lo grande del caso es que lo que decían tenía sentido, así que como la conversación era seria…. Me fui.

Cuando mi esposa y yo nos fuimos a acostar, ya mi Chikita y Rossy (que andaba con nosotros, pero se fue en otro vehículo) estaban rendidas en un colchón, así que a las 3 de la mañana ya mi esposa y yo, estábamos felizmente dormidos.

El resto de los asistentes, no estaba por dormir, así que amanecieron oyendo música y bebiendo, para disponerse a despertarnos a las 6 de la mañana voceando por la ventana y jodiendo porque mi esposa me estaba agarrando una nalga mientras dormíamos.

Ya yo estaba despierto, puesto que a los Degraciaos que monitorean los cajeros automáticos de la Cooperativa, se les ocurrió llamarme para informarme que el cajero estaba abajo… no le respondí de acuerdo al grado de alcohol, puesto que el sueño como que no me dejó entender mucho lo que pasaba.

Joelito dio como 5 mateplátanos encima de Jota y Greicy y Don Armando hizo lo mismo encima de Mi Chikita y Rossy, seguido por Joseph y sus 300 y pico de libras.

Nos levantamos y nos dimos un buen y merecido baño, desinflamos los colchones y me bebí 2 cervezas; taban calientes pero..y ke?

Salí a comprar 2 fundas de hielo para enfriar las cervezas y cuando llegué, Jota se las había llevado… para comprar hielo… ahí esperamos como media hora que regresara, así que no pude seguir bebiendo hasta que no regresara, y por desgracia, me tuve que beber un chocolate caliente que prepararon.

Cuando llegó Jota, seguimos bebiendo y escuchando música ya mayorcita de edad; por ahí desfilaron los éxitos de las más añejas glorias y este servidor conocía al menos el corito de todas y cada una, lo que fue interpretado como un desafío por Don Armando, quien se dispuso a rebuscar las más extrañas canciones de antaño, sucumbiendo siempre en su intento de colocarme algo desconocido; pero es que como me gusta todo tipo de música, concuerdo con los gustos de todo el mundo y la música vieja, como sí era música, por ley tiene que gustarme.

Entre Don Armando, Jota, Mariano y yo, hicimos todo lo posible por despertar a El Master que dormía en una habitación contigua a la de nosotros; el carajo no despertaba y tuvimos que detener a Don Armando que ya iba con una tabla, dispuesto a despertarlo o a destrozar la persiana.

Llegando al medio día se acrecentaba nuestra pena, pues no queríamos irnos, pero teníamos del compromiso de pasar a buscar a la amiga de mi esposa (La Flaca) que llegaba de NY a las 3 de la tarde vía Aeropuerto Cibao.

Lo grande de irnos a esa hora, es que dejábamos un excelente ambiente, con mucha bebida y tamaña paila de Sancocho, haciendo plo, plo, plo en la estufa.

Así salimos Mi esposa, mi Chikita, Rossy y yo, con los ojos vidriosos y la boca como un tirapiedra por seguir metiendo Sancocho y romo.

Nos paramos en Bonao a comer algo y me comí una Longaniza con Papas, que me repitió la noche entera, yo creo que aún eructo y me sabe a tripa rellena.

Lo triste del asunto es que llegamos a las 3 a Stgo. pero el vuelo de La Flaca no llegó sino hasta las 5 y pico de la tarde, o sea que nos hubiese dado tiempo a caerle al Sancocho, pero na, ya después de hora y media esperando, lo que quería era irme a acostar.

Después llegó La Flaca, mi pana la flaca como con 4 maletas que no recuerdo como rayos cupieron en la cucaracha de carro que tengo; pero no me molesta; gracias a La Flaca es que estoy casado con mi esposa y eso yo nunca voy a tener cómo pagárselo, aparte de que La Flaca se basta ella sola para ganarse los amigos. Y no lo digo porque me trajera un perfume de regalo, lo digo porque es verdad… y ya.

La puerta de atrás del carro no cerró y llegamos con ella amarrada, aún hoy no la pude cerrar, así que voy a tener que volver a revisar el precio del carro.

Pero na, llegamos a SAJOMA a eso de las 7 de la noche, repartí a Rossy y a mi Chikita y llegué a mi casa, cayéndome de un sueño; me dormí como 3 veces hablando con mi esposa y después cenamos bistec a la parrilla para dormir como dos lirones hasta el día de hoy.

En fin, este fue uno de los mejores fines de semana que he tenido en mucho tiempo, conocí un paquete de locos únicos y me reencontré con viejos amigos y conocidos que convierten cualquier situación común, en un evento digno del recuerdo. Jota rayando los 40, sigue siendo el mismo totao de siempre y se reafirma en su puesto de amigo, a pesar de la distancia y de los escasos jumos que nos podamos dar.
...Cø¥ôTë...

10 comentarios:

ivanuchis!! dijo...

hola, lindo blog, pasa por este si queres, http://ivanuchis.blogspot.com
bueno nada, suerte!!

Ivana dijo...

hola, gracias por firmarme el blog!!

alfonso dijo...

la gud life

Jota dijo...

Fue un muy buen fin de semana, y como dices estoy rayando los 40 y eso me da miedo y solo por el examen que hay que hacerse. va y me cojo con querer que me lo hagan periodicamente mas de lo normal.

un abrazo flax y gracias por venir (G. Cerati)

JOTA

Anónimo dijo...

Excelente fin de semana...

Melvin y Joel los quiero mucho.

Elizabeth

Anónimo dijo...

Cumpleaños de Jota

Otra versión de la amiga de la esposa del Coyote

Les diré que cuando el cumpleaños se estaba poniendo muy bueno, como les diría el coyote, habían salido a comprar cervezas en ese momento y acababa de dar mi único capital $100 pesos para ellas, dice el coyote que nos tenemos que ir y que el no quería irse. Yo trato de enterarme porque es el apuro de irnos; yo sabia que venia alguno de Estados Unidos, pero no sabia quien era, le pregunto al Coyote ¿Dime y quien es que viene?, porque ya se estaba llegando el momento y la chikita, el coyote ni yo queríamos irnos, cuando me dijo que quien que era una amiga de su esposa y que ya ni muy amiga era, me dio una vaina.

Yo solo quería comer sancocho!

Y trate de convencer al coyote y le dije, mira a que hora llega la prima, me dice a las 3:00, entonces le digo que siempre duran mucho registrándose que podíamos esperar el sancocho y luego nos íbamos, pero en ese mismo momento, llego la esposa del Coyote con una cartera enganchada y no hubo mas nada que hacer, que irnos; yo toda decepcionada ya hasta empezaba a ver la pancita de un amigo interesante. Pero les diré que:

Yo solo quería comer sancocho!

Bueno recorrimos nuestro camino hasta que llagamos a bonao, donde me di una jartura que todavía hoy la tengo, y ahí entre longanizas y gringos buenísimos pasamos un buen rato.

Nada seguimos nuestro rumbo hasta llegar al aeropuerto, después de dar varias vueltas encontramos un parqueo y nos quedamos ahí a esperar el vuelo de la prima. El coyote se fue a acompañar a su esposa, que solo nos dijo a la chiquita y a mi “Se nota que nunca han estado embarazadas”, hasta hoy no se porque lo dijo, pero no tiene caso averiguarlo. Y na la chiquita y yo nos quedamos en el auto del Coyote pero a los 5 minutos me dice la chiqui, oye ¿tu notas que huele mal?, le digo si, mucho, les diré que detrás de nuestro parqueo había una alcantarilla que hedía a diablo y yo ya sin conocer la prima le estaba cogiendo odio, y eso era aviones van y aviones vienen y la prima que no llega. Después de dos horas de esperar, de dormir en la grama y de aguantar un mal olor a mierda, el Coyote le pone un mensaje a la chiquita que ya el avión había llegado, claro eso no nos garantizaba que nos íbamos, para no cansarle, después de media hora llega el Coyote dao el diablo que la prima vino con cuatro maletas, ya imagine lo de la organización y la llevaredera al metro, en fin

Yo solo quería comer sancocho! Y lo grande es que nos hubiese dado tiempo. a p

En conclusión. Coyote di la verdad fue por el perfume que no te molesto.

Cø¥ôTë dijo...

jajaja... no me calientes con La Flaca... ke depué no me trae na... ay Dio, se lee esta vayna se va a sentir mal... pero na, ella sabe que yo soy una chulería ;-)

Jota dijo...

jajaja!! Rossy, pon tu blog, que escribes muy bien.

un abrazo!!

..::: bLoNdiE :::.. dijo...

ahhhhhiii que fin tan apero... eso e lo que se llama la guena vida..

v4mp1r3x dijo...

loco asi es que bueno pasarla, entre amigos romos comida y mujeres, na rossy ponga su block qeu uste tiene alte.