Mi Canción

viernes, enero 13, 2006

Otis ecën et omoR

No puedo ver como te encuentras, cual adorno sin motivo, tan llena de todo lo necesario y tan vacía de lo que realmente importa; ver la boca que tanto he besado, sellada con tal hermetismo que me impide recordar el sabor de tus fluidos.

Yo con dolor, sólo puedo acariciarte, tocar tu piel helada, transparente, suave… pero inerte… no me correspondes, sigues perdida en mis recuerdos fríos, en mis noches de fiesta, de juerga, de lujuria… donde te usé… a veces como excusa, a veces como incentivo; pero siempre te usé… y maldigo el momento en el que tanto abuso desangró tu alma; dejándote así como te veo ahora; sedienta de vida.

Ahora quiero sentirte en mi, quiero volver a vivir los sentimientos que hace poco me ofrecías, cuando te sentía completa, cuando podía besarte y permitir que tu vida fluyera en mi sistema, revitalizando cada nervio y destruyendo mis temores, mis vergüenzas y mis penas.

No tienes que ser sólo mía, puedes ser mi gran amiga, puedo compartir la dicha de tenerte y que otro te dé lo que yo no puedo, pero vuelve a ser como antes eras, hazme entender que de ese vacío en ti, yo no soy el gran culpable… dime que otro hombre absorvió tu espíritu, que otra mujer quizá lo hizo; pero no me hagas el sólo causante de tu indiferencia.

Pero sí, sí que lo soy, sé que gasté en otros sabores lo que nunca invertí en ti, se que probé de otras bocas, añejas delicias del buen vivir… mientras vivías tú, siempre sumisa, siendo sin quejarte el eterno plato de mi segunda mesa… conformándote siempre con lo degradante, con lo que todos decían que debía darte; pero siempre valoraste lo poco o insignificante que siempre te di; nunca pudiste sentirte plena, tal vez por escasos días te sentiste llena, porque siempre venía y te quitaba la poca vida que yo mismo te di…

Y ahora, que no tengo qué darte, también estás conmigo, aún así me acompañas… cuando todos mis amigos me dan la espalda… me dan la espalda porque ya no soy como ellos, porque, aunque duela, ya no puedo invertir siquiera en ti, ya no puedo darte ni lo que antes podía, porque Diciembre y sus deslumbres me hicieron pagar amores ajenos, regalos a amigos que siquiera te conocen, que te desprecian por ser lo que eres y se avergüenzan quizás de conocerte… y no les he apartado de mi vida, más sí de ti.

Ódiame si lo deseas, pero esta noche no me iré de tu lado, hoy compartiré tu soledad, hoy estoy tan vacío como tú, hoy necesito lo mismo que te hace falta, hoy no tengo cómo dártelo y por tanto tú no puedes corresponderme; pero hoy estamos tú y yo, aquí, solos y vacíos, ansiando un milagro que permita un beso… y te juro que esta noche, serás solo para mí, tal cual yo me limitaré sólo a tu boca… espero un milagro que me dé lo que necesito para llenarte toda… de Brugal Carta Dorada…. Mi querida Mamajuana.
...Cø¥ôTë ...

7 comentarios:

Chio dijo...

muy lindo!!!! ahhh que ternura...
Nada como el amor a tu trago favorito.

Pd: Tengo que confesarte que cuando lei tanta ternura no lo podia creer y me fui pal final a ver como acababa y ya despues lo lei mas tranquila. ta pasao pasao tu..

Cø¥ôTë dijo...

Jajaja, si hubieses leído el título al revés, te hubieses dado cuenta ;-)

Little Jenn dijo...

Me pasó igual que a Chío, como que no te ubicaba en esa linea, y lei el final primero, jaja. La verdad es que te pasas...pero me encantó :p

La china dijo...

oyeme q verbo.. q cosa mas bella.. nunca en mi vida habia leido algo como esto, q inspiracion mi hermano.., mis respetos hacia usted.., bravo!. bravo!.

GirlFromSantiago dijo...

Ay, ese amor letal tuyo :)

Rafa dijo...

Muy buno de verdad, muy buena imaginación, jejeje.

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read Discounted bridal dress payday advance buick grand free inexpensive shipping tenuate Buy l5r t shirts Groupe fiat Cialiserectile dysfunction cialis